Tarjeta. Reverso

Por Recaredo Veredas

Nada es ajeno a micro-revista. Tampoco el arte contemporáneo. Queremos convertirnos en escaparate de nuevos artistas y tendencias. Ayudar, en suma, a la libertad creativa.

La primera obra ha sido creada por el escritor y crítico Recaredo Veredas.

tarjeta

La metáfora es obvia: la alienación, tras el caos, genera el vacío. Si la cara visible de una tarjeta de visita muestra la adaptación de nuestro yo a los patrones de éxito creados por el neocapitalismo y su salvaje invasión del ámbito del deseo, el reverso escenifica la fragilidad del decorado. Tras la dramaturgia, el lujo tipográfico, los matices del pantone y los conceptos comunes del éxito solo reina el vacío. En este corte de cartón blanco hay reminiscencias, evidentes, del minimalismo americano y del arte conceptual postduchamp. Las fuentes sociológicas se encuentran en ese clásico sobre el trabajo que es La corrosión del carácter -Richard Sennett-. Podría afirmarse que Tarjeta. Reverso lleva las tesis de Sennett a su extremo. Porque la necesidad de mostrar una brillantez impoluta, una disponibilidad sin límites de la cara A provoca, en cualquier ser pensante, el fin de la identidad, de la añorada vida íntima. Veredas remarca aún más el carácter social, necesario, de su obra con la elección del marco: madera vieja, gastada, que ni siquiera es madera. El conjunto trata con ironía, que no con sarcasmo, al clasicismo e incide en la vejez de cualquier concepto, en el intento vano de supervivencia en una sociedad que no admite la vieja coherencia.

Precio: 20.000 €. No negociables.

Share Button

Sobre Recaredo Veredas:

Licenciado en Derecho. Máster en Edición. Reseñista en numerosos medios, como Quimera, ABC o Qué Leer. Profesor en la Escuela de Letras. Fundador, junto a otros, de Culturamas y creador de micro-revista. Autor de los libros de relatos Pendiente (Dilema Nuevos Narradores, 2004) y Actos imperdonables (Bartleby, 2013), del manual Cómo escribir un relato y publicarlo (Dilema, 2006), del poemario Nadar en agua helada (Bartleby, 2012) y de la novela Deudas vencidas (Salto de página, 2014).

.

Comentario

  1. Luis
    17/03/2015 at 16:39 · Reply

    Verdades como puños. Desde mi muy poca cualificada opinión creo que, en algunos ámbitos del mundo de la cultura, se ha perdido el norte en lo que a definir como “arte” se refiere. Cuando todos podemos ser artistas creo que algo falla y, probablemente, esto sea, precisamente, la definición de lo que es arte. Excelente artículo y, además, muy gracioso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Realice la operación de verificación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para el uso de este recurso.